domingo, 8 de febrero de 2009

Callejeando

Hola a todos.



Trato de saber el porqué de cinco nombres a otras tantas calles perpendiculares a la Mayor de Triana. Son éstas: Torres, Travieso, Arena, Constantino y Perdomo. ¿Qué hicieron tales personajes o cuál fue la razón que llevó a los munícipes a llamarlas de esta forma? Para aclararme busco en la biblioteca de la ULPGC el libro de Carlos Navarro Ruiz que lleva por título Nomenclator de calles y plazas de Las Palmas. Me entregan un libro de venerable aspecto con páginas amarillentas publicado en el año 1943 y sólo encuentro, de las que busco, referencias a la calle Perdomo. Pienso que posiblemente es porque es el segundo tomo y quizás los otros nombres estén en el primero. Ya veremos. Pues bien, el bueno del señor Perdomo, don Juan, fue médico y vivió en esta calle siendo muy solicitado sus servicios por su profesionalidad. De ahí el dedicarle esta calle a la que anteriormente se la conoció como "Sal si puedes" a causa del pequeño laberinto formado por la de "Lagunetas", que aún hoy existe, y porque la calle no era tan larga como hoy la conocemos.


Aprovecho el pequeño libro para ver otros personajes entrañables de la pequeña ciudad de entonces. Por ejemplo la calle Sargento Llagas, que está por Las Canteras, debe su nombre, según leo y transcribo, al Sargento de Carabineros, que vivió en la vieja Casa-cuartel del Puerto, única que existía, y que era Comandante Militar, Alcalde de mar de aquellas playas, Delegado de Sanidad, Alcalde pedáneo, médico, boticario, sacristán de la Ermita de la Luz, y mesonero de la gente de pesca y mariscadores, que por aquellos contornos andaban. Nos dice el cronista señor Navarro Ruiz que este Sargento se hizo muy popular por ayudar a las gentes en esta zona, tan solitaria entonces, en tiempos en que los caminos de Las Palmas al Puerto eran borrados por la arena y en los que como único medio de transporte tenían a los burros.


Y para variar nombraremos a Rosarito que es el nombre de una calle que está cerca de la Plaza del Mercado del Puerto. ¡El recuerdo de esta señora se debe a que hacía una estupenda sopa de mariscos! En aquellos tiempos en que eran necesarios los burros, señá Rosarito, dueña y señora del Puerto, disponía de bebidas y preparaba comistrajes al alcance de pasajeros y pescadores que a su mesón se acercaban. Su especialidad era la sabrosa sopa de mariscos por la que jóvenes de familias bien acomodadas, y otros no tan jóvenes, se ponían de acuerdo para ir al Puerto en burros propios o de alquiler para saborear esta especialidad de la casa, montando luego lo que hoy llamaríamos un tenderete con cantos canarios y no pocas mataperrerías.


En fin, otros tiempos y otras gentes a recordar... Gente sencilla o gente de alcurnia: como el pueblo mismo.


Te deseo un buen día y un mejor paseo.

2 comentarios:

Tara dijo...

Gracias por compartir estas curiosidades de nuestra ciudad.Me gusta su blog.Soy amiga de su hija Inés y l he enlazado en mi blog.Un saludo.

mayody dijo...

Hola Angel. Me alegró mucho ver un comentario tuyo en el blog de elleoncurioso, porque estaba convencida de que era muy interesante para aprender cosas de ciertos lugares, en este caso de mi ciudad. Y quiero añadir también que me gusta el que incorporaste de Nadal, aunque te pone los dientes largos... Como ves yo no puedo trabajar mucho en mi blog pero no me agobio por ello. He de llevar las cosas con calma ¿verdad?
Un cordial saludo de León.