viernes, 6 de junio de 2008

Lanzarote 7 - La Geria y la costa


Hola a todos. Después de visitar Timanfaya (o Timanfalla) estuvimos en Yaiza en cuya iglesia se venera la Virgen de los Remedios. Este pueblo es una preciosidad con el blanco dominando en casas y muretes de la carretera sobre el negro del picón que forma la Geria. Es este un espacio agrícola que aprovecha la lava emitida por las erupciones de 1730 a 1736, y del que el agricultor conejero sabe sacar provecho. Mediante pequeños muros con forma de media luna, y otros rectos, se protege la vid plantada en los hoyos. El picón o lava permite la absorción del agua de lluvia -no copiosa- y de la humedad de la noche, evitando por otra parte la evaporación, permitiendo todo ello la recogida de la estupenda uva que da lugar entre otros al vino Malvasía.


Después de visitar una bodega en la zona, salimos de Yaiza en una tarde espléndida y desde la carretera se me presentó la vista preciosa de las dunas de Corralejo en la cercana Fuerteventura. Era como una joya de color del oro engarzada en piedra, No pude fotografiarla desde la guagua lo que es una pena pues la hubiera incluido en este blog. Otra vez será.






Decir que Lanzarote, que es una isla, tiene costa es una perogrullada. Decir que tiene una costa variada es ajustarse a la verdad. Estuvimos en Puerto Calero obra del hombre al servicio de barcos de recreo. Allí nos hicimos una foto de espaldas al mar, no por no verlo sino porque estábamos de tertulia. Fuimos a las playas de Puerto del Carmen, con arena rubia, en lo que antes había sido el pueblo de la Tiñosa; nos dice una señora compañera en el grupo de viaje que allí iba ella de pequeña a comprar sardinas que asaban en la misma playa, hoy centro importante del turismo internacional. Pasamos por los Hervideros, o Bufaderos, lava que entró en el mar y dejó rocas como aristas y huecos por los que sube el mar con fuerza en marea alta. Llegamos hasta el Golfo, charca de agua de mar que sube y baja con la marea con color verde sulfuroso debido a materiales químicos de las erupciones. Vimos las salinas de Janubio. Estuvimos paseando por la avenida marítima en Arrecife junto al Castillo de San Gabriel y en Puente de la Bolas. Y bajamos a la playa, de poca arena y muchas rocas volcánicas, en Costa Teguise justo donde estaban los apartamentos del Club Siroco donde nos alojábamos.

Un buen viaje, unas buenas excursiones, por tierras de Fuerteventura y de Lanzarote con este Club de Mayores "El Refugio" que ajolá (así decimos aquí) podamos repetir.

Una estancia en cualquiera de las dos islas, con una escapada a la otra, sirve para alimentar el cuerpo y aquietar el espíritu.
Te deseo un buen día.

1 comentario:

Adrian dijo...

Hola!
Que envidia de viaje, que bien lo pasaste. Yo visité Lanzarote pero me quedaron muchas cosas por ver, ya que he visitado Información Turística de La Geria y veo la de atractivos que tiene la isla, buenas ofertas de hoteles y restaurantes, etc. saludos