martes, 4 de noviembre de 2008

La Granja

Hola a todos.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que nació tras una movilización total y ejemplar de la ciudadanía en la isla, tiene programados unos cursos para mayores en reconocimiento a la sociedad que la vio nacer. Fueron tiempos de lucha no tan lejanos en los que, como en Fuenteovejuna, todos a una clamamos por la posibilidad cercana de estudios superiores para nuestros hijos. Éstos hoy nos pagan con creces aquellos desvelos.

Aprovechando esta oportunidad que se me brinda he iniciado una nueva andadura con el afán de seguir acumulando conocimientos. En este caso son conocimientos reglados y dirigidos, en clases que los profesores de la Universidad preparan con cariño porque sus alumnos, casi todos, peinamos canas. Peritia et doctrina es la diplomatura en la que me he matriculado. Como nos dicen en el portal de la ULPGC: El nombre del proyecto surge de la idea de combinar la Peritia, "la experiencia y el saber que traen los mayores por formación previa y/o edad", y la Doctrina, "el conocimiento que aún pueden adquirir".





La Granja es el edificio donde estos cursos se imparten. Situado en la Avenida Marítima junto a los hospitales Insular y Materno parece estar fuera de sitio. Seguramente añora los años en que fue construido en medio de platanares y sin avenida saturada de coches que hoy lo separa del mar. Y seguramente nuestro edificio recordaría (si ello fuera posible) los acontecimientos que, siendo parte de La Granja, ésta vio en los años 50 y 60: fue campo de lucha canaria y vivero; hicieron en ella ensayos de cochinilla, experimentos de tomates híbridos, trasplantes de dragos; recogieron papas y sulfataron tuneras y por allí también pudo ver el paso de terneros y hasta sirvió en un recodo (según quiero suponer) de pajarera.

Es un edificio fuera de lugar por su estampa. De dos plantas rematadas con tejas, consta de un cuerpo principal y dos alas laterales que de prolongarse se unirían tierra adentro pues no son paralelas. Por delante tiene un soberbio palmeral que lo aisla algo de las miradas de los transeúntes y por la parte trasera tiene unos pequeños patios que ayudan a la buena ventilación y luz de todas las aulas. Como recuerdo de su pasado agrícola y ganadero, dos bajorrelieves lucen aún con agricultores y animales en las faenas del campo.



Te deseo un buen día.Sé feliz.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Impresionantes fotografias!!!
Hola,soy Eduardo de El Salvador c.a.,espero siga publicando esa clase de fotos.

mayody dijo...

Te felicito por tu trabajo como blogero. Me gusta tu forma de expresarte y me encantan tus fotografías... Espero conseguir mejorar mi blog pero es que dispongo de poco tiempo.
Un fuerte abrazo desde León.

Mayody dijo...

Te felicito por tu envidiable decisión porque yo me apuntaría también a todo lo que me lleve a aprender.
Un fuerte abrazo de León.