sábado, 15 de diciembre de 2007

Poesía inacabada


Hola a todos. De siempre me ha gustado la poesía o mejor sería decir alguna poesía. Es un arte que no debiera perder adeptos, ni entre los escritores ni entre los lectores, pues eleva el alma si es poesía espiritual, alegra si es picaresca y enardece cuando canta a lo que es nuestro. Lo que ya no me gusta es la poca memoria que tengo que motiva el olvido de muchas poesías, algunas en su totalidad y otras en buena parte de ellas. Tal ocurre con la que me voy a permitir escribir a continuación, que leí hace montones de años y de la que recuerdo sólo una parte del principio. En ella, un señor amante de la caza, pronostica un buen día para su deporte favorito sin decir, claro está, que a los pobres animalitos no le hará igual gracia el que vayan tras de ellos con una escopeta en la mano. Allá va:

Ajajá perfectamente
me ha sentado bien la cena
¿qué tal la noche? muy buena
a ver, a ver, excelente
hermosa temperatura
cielo limpio y estrellado
pues Señor se me figura
que el tiempo se ha asegurado.

¿Y qué?

Que somos felices
mañana querida esposa
si no mandas otra cosa
me voy a cazar perdices.

¿Otra vez de caza?

¿Qué quieres Tomasa mía?
¿qué quieres? Yo soy así
con la escopeta en la mano
alegre paso los días
....
y no hay ejercicio más sano.


Hasta aquí mi poesía inacabada, naturalmente no escrita por mí, de la que desconozco quien es su autor. Y sin saber este dato se me hace difícil encontrarla en internet. Por eso apelo a mis fans a que si la consiguen me den la pista para yo volver a deleitarme declamándola completa. Gracias por anticipado.

Te deseo un buen día.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta poesia es del Asturiano nacido en Pola de Lena "Vital Aza"

Anónimo dijo...

Efectivamente el poema,a modo de obrita de teatro o diálogo,es de Vital Aza y se titula "La cabeza a pájaros"
Hace muchos años que lo leí,en 2º o3º de Bachillerato,(hablo del antiguo) y aparecía en un libro de Lengua Española.Tengo que tratar de recordarlo y cuando consiga completarlo no tengo ningún inconveniente en enviarselo.
Para lo que guste vivo en León y mi dirección de correo es
perezcolin@gmail.com
Un saludo.

Adolfo dijo...

Y creo que sigue así...
¿qué es sano?, que desvarío
si en la última espedición
pillaste una insolación
de padre y muy señor mio
(voy a obviar puntos, comas y algún que otro detalle ortográfico. Iré al grano)
No te lo niego Tomasa, más ya sabes porque ha sido.
Porque por olvido
me dejé el sombrero en casa.
Ay! si eres el hombre más raro
por olvido o por simpleza
siempre tienes la cabeza
a pájaros.
A pájaros sí señor,
eso te demostrará que soy un gran cazador.
(aquí empieza la descripción de lo que se tiene que llevar, cosa que no recuerdo bien ahora)
Molidos todos los huesos
y empapado de sodor
allá va Blas desrengado
sin hallar el pobre Blas
las perdices que ha soñado.
(Otro trozo en blanco. Habla de como volver a casa sin nada, sobre que dirá Tomasa... ¿quien sufre sus "cuchufletas"?)

Allá abajo en la laguna
debe de haber gallinetas.
Dicho esto, echó Blas por el atajo
Lanza al chucho sin recelo
al fangoso espadañal
y con placer sin igual
ve Blas que remonta el vuelo
una hermosa gallineta.
Va a tirar y ¡oh! suerte impía
al infeliz se la había
olvidado la escopeta.
(Me has picado la curiosidad, voy a buscarla completa)
En mi blog tengo publicada una de un sudamericano que considero excelente. Es romántica.
Un cordial saludo.
Adolfo

Angel dijo...

No hay cosa más divertida
Ni hay ejercicio más sano.
-¿Que es sano?... ¡Que desvarío!
En la última expedición,
Pillaste una insolación
De padre y muy señor mío.
-No te lo niego Tomasa, más ya sabes porque ha sido
-¿Por qué?
-Porque distraído.. me dejé el sombrero en casa.
-Si eres en hombre más raro,
Por olvido o por simpleza,
Siempre tienes la cabeza a pájaros.
-¿A pájaros?... Sí señor,
¿A pájaros?... Bien está,
Eso te demostrará
Que soy un gran cazador.
Nadie a certero me gana,
Tú no sabes lo que dices,
Mañana traeré perdices
Para toda la semana.
-Pero ven acá, infeliz,
Para qué tantos apuros,
Si te sale a dos mil Euros
Lo menos cada perdiz
-¡Que exageración!...
-No hay tal.
Entre gasolina, provisiones,
Propinas y municiones,
Te gastas un dineral.
-Bueno, ¡vasta de sermón!
Sácame el traje de pana,
Y dispón para mañana
Un poquito de jamón
cocido que es excelente,
dos truchas, una tortilla,
un queso, la francesilla
y el tarro del aguardiente.
-¿Y nada más?...
-Pues no es mucho,
A ver que me falta.., nada,
¡Ah! Sí, dile a la criada
Que dé de cenar al chucho.
Y que coma bien; pues cuidado,
Que si va con hambre el pobre,
La primera pieza que cobre,
Se la zampa de un bocado.
Conque... adiós Tomasa mía
-Adiós Blas.
-Voy a acostarme.
Que no dejes de llamarme,
En cuanto despunte el día.

DE MADRUGADA

-Blas... arriba... ¡Uy, qué dormido!;
Sueño más pesado... ---------------------
Blas... Todavía en la cama...
---------------------
¡Pero Blas!...
-¡Eh!... ¿Quién me llama?...
-Anda, que ya ha amanecido...
-¿Qué quieres?
-¡Calamidad!... ¿No vas de caza?
-Es verdad, ya se me había olvidado.
Bueno, ponme el desayuno
Que enseguida me levanto.
-En fin, hasta la noche Tomasa.
-¿Volverás hoy?
-Por supuesto.
-¿Lo llevas todo?
-Mujer, piensas que tan poco valgo...
-Pudieras olvidar algo.
-Vamos a ver...
Cuatro pañuelos; los lentes;
La comida esta completa,
Y la canana repleta
De cartuchos diferentes.
El cinto; la bolsa; el vaso;
El dinero en los bolsillos;
Los fósforos; los pitillos;
Y el árnica, por si acaso.
¡Todo está!
-Me alegro mucho.
-Pues hasta luego Tomasa
-Adiós Blas... ¡Que no tardes!...
-Anda chucho...

EN EL CAMPO
- (Narrador)

Molidos todos los huesos
Y empapado de sudor,
Con un sol abrasador
Que le derrite los sesos,
Allá va Blas derrengado
Hace seis horas o más,
Sin hallar el pobre Blas
Las perdices que ha soñado.
Cazador impenitente,
Sigue adelante, adelante,
Hasta que ya, jadeante,
Se sienta junto a una fuente.
El perro se echa a su lado,
Y le mira de hito en hito,
Como diciendo: “Amiguito...,
Nos hemos equivocado”

-Pues señor, cosa más rara,
Esto tiene mal cariz
No se encuentra una perdiz,
Por un ojo de la cara.
Y aquí mismo, el otro día,
Vi más de veinte a mi gusto,
Si se habrán muerto del susto
Al saber que yo venía.
Por mi mujer, por Tomasa,
Únicamente lo siento,
Qué dirá si me presento
Sin ninguna pieza en casa.
¿Quién sufre sus cuchufletas?.
Andando, a probar fortuna,
Allá abajo, en la laguna,
Debe de haber gallinetas.

- (Narrador)

Dicho esto se levantó,
Y aunque con algún trabajo,
Echó Blas por el atajo,
Y a la laguna llegó.
Lanza al chucho sin recelo
Al frondoso espadañal,
Y con placer sin igual,
Ve Blas que remonta el vuelo
Una hermosa gallineta,
Va a tirar... y...
¡Oh!, suerte impía,
al infeliz se le había
olvidado la escopeta.

Angel dijo...

Angel Sobrino.

Si alguien está interesado en la poesía "La cabeza a pájaros" se la puedo enviar por correo.
Mi dirección de correo es: sobheran@hotmail.com

Angel dijo...

CABEZA A PÁJAROS

POR LA NOCHE

-¡Ajajá!... Perfectamente. Me ha asentado bien la cena.
¿Qué tal la noche?
-Muy buena.
-A ver, a ver... ¡excelente! Cielo limpio y estrellado, Hermosa temperatura, Pues señor se me figura que el tiempo se ha asegurado.
-¿Y qué?
-Que somos felices,
Mañana querida esposa,
Si no mandas otra cosa,
Me voy a cazar perdices.
-¿Otra vez de caza?
-Sí.
-¡Válgame Dios, qué manía!...
-Qué quieres, Tomasa mía,
¿Qué quieres? Yo soy así,
Con la escopeta en la mano
Me paso alegre la vida,
No hay cosa más divertida
Ni hay ejercicio más sano.
-¿Que es sano?... ¡Que desvarío!
En la última expedición,
Pillaste una insolación
De padre y muy señor mío.
-Más ya sabes porque ha sido
-¿Por qué?
-Porque distraído
Me dejé el sombrero en casa.
-Si eres en hombre más raro,
Por olvido o por simpleza,
Siempre tienes la cabeza
A pájaros.
-¿A pájaros?... Sí señor,
¿A pájaros?... Bien está,
Eso te demostrará
Que soy un gran cazador.

Anónimo dijo...

Yo la aprendí de mi madre, la oída de pequeña recitar a mi abuela y a mi madre y tías... ha pasado en nuestra familia de boca en boca.... Es un sainete no? Mis hijas también la conocen, intento que se la aprendan.

Anónimo dijo...

Damas y caballeros...qué bonito pensar que gracias a las tecnolgías podemos recuperar poesías de hace más de 50 años. Mi madre se la aprendió ¡cuando tenía 6 años! desgraciadamente yo no tengo tanta memoria, pero se la he oído recitar mil veces. Gracias de corazón a todos los que han colaborado a publicar la poesía. A veces el mundo es grande pero hoy lo siento más pequeño, más mío....hoy, gracias a vosotros me siento en casa.

Luis Ángel

Hipolito dijo...

Ángel la ha escrito casi completa, faltan algunas cosas que en cuanto pueda lo publicare sí soy capaz de recordarla.